10 maneras de involucrarte en tu protección

Compartir


pasos-a-seguir-babyyou

Diariamente todos estamos expuestos al delito. Solo tú tienes el control en tu actitud preventiva y en el uso correcto de las herramientas de seguridad. Eres el único responsable de cambiar conductas para protegerte a ti y a tu familia, incorporando la prevención a tu forma de vida.

A continuación te ofreceremos 10 maneras de involucrarte en tu protección:

1.  La prevención es el arma que todos debemos portar: La prevención y el manejo adecuado de las herramientas de seguridad llevan a minimizar las situaciones de riesgo de nuestro entorno.

2.  Eleva niveles de atención y alerta en momentos de transición:
Los momentos de transición se dan cuando pasas de un ambiente a otro. En esos momentos debemos evitar el factor sorpresa y siempre estar alertas.

3.  Evita circular por calles estrechas y oscuras, sobre todo en horarios de poco tráfico: Estos horarios son atractivos para la delincuencia. Te recomendamos circular sin prisa pero sin pausa, con los vidrios arriba, seguros abajo y sin desatender el entorno.

4.  Detecta cuáles pueden ser tus vulnerabilidades y las de tu familia: Eso te permitirá saber que debes reforzar. Diseña un plan en el hogar, oficina y en la calle, para poder estar un paso más adelante de la delincuencia.

5.  Asume una actitud de bajo perfil y evita la fuga de información: Cuida la manera en la que te vistes, hablas y actúas. También haz buen uso de las redes sociales.

6.  En la calle debes estar en alerta calmada: Estar alerta es muy distinto a estar paranoico. La conciencia situacional te permite estar en el aquí y en el ahora.

7.  Mantén una comunicación efectiva con tu familia: Siempre debes escuchar lo que dice el otro para así evaluar situaciones que afecten al grupo familiar. Debes estar en constante comunicación con los integrantes de la familia.

8.  Involúcrate en tu seguridad y compleméntala con las herramientas adecuadas: Analiza cuáles son tus necesidades en cuanto a seguridad y luego determina cuáles son las herramientas que realmente requieres.

9.  Recuerda que tu seguridad no solo es de la puerta de tu casa hacia adentro: Involúcrate con tu comunidad, conoce sus problemas. La “prevención del crimen a través del diseño urbano” es una excelente estrategia de seguridad.

10.  La buena educación y los buenos modales son barreras contra la inseguridad: Te mantienen conectado y en buenas relaciones con las personas en tu entorno rutinario, garantizan que conozcas bien a quienes te rodean todos los días y que ellos te conozcan a ti.

No subestimes la prevención porque la seguridad no se delega.


¿Preguntas? Contáctanos