Disfruta en estas fechas de los Fuegos Artificiales Responsablemente

Compartir


El arquitecto Callinicos de Heliópolis, alrededor del año 670, parece haber sido el responsable de la primera producción de fuegos artificiales que se mantienen en la mano.

Una pista de cuándo aparecieron es el primer uso del que se tiene registro de aluminio en fuegos artificiales, en 1894. Ese es el material que le da a las luces de bengala su esplendorosa brillantez.

Cerca de 25 años antes, en 1870, Octavius Hunt había montado una fábrica de fósforos en Bristol, Inglaterra. Pero, según anota Barry Sturman en su Revista de Fuegos Artificiales, no fue sino hasta 1936 que la firma le compró una fórmula primitiva para hacer bengalas a una compañía alemana.

Los fuegos artificiales son emocionantes, festivos y divertidos pero es importante recordar que también pueden ser peligrosos tanto para niños como adultos.

Es increíble lo mucho que las personas y sobre todo los niños les gustan los fuegos artificiales. Disfrutar de ellos es una de las máximas alegrías en todo tipo de fiestas, sin embargo no hay que olvidar que siguen siendo elementos peligrosos. Existen algunas recomendaciones para la prevención de accidentes con los fuegos artificiales, que debes tomar en cuenta al utilizarlos durante estas festividades de Navidad y Año Nuevo:

  • En primer lugar, deben ser manejados preferiblemente sólo por adultos.
  • También, si lo utilizan niños mayores estos deben saber muy bien que no deben acercar las bengalas o cualquier otra pirotecnia a las caras de las personas.
  • Así mismo, mantener a los niños a una distancia bien alejada de cualquier sitio de lanzamiento.
  • Igualmente, los bebés pueden tener miedo de los ruidos fuertes e incluso pueden dañar sus oídos por lo que es mejor alejarlos, por ejemplo entrando en la casa.
  • Además, usar la pirotecnia siempre al aire libre, en lugares despejados de árboles, lejos de las personas y de los animales.
  • Por otro lado, nunca tenerlos en la mano al encenderlos. Si el producto parece estar dañado no lo utilice.
  • Incluso, no deje que lleven pirotecnia en los bolsillos, puede encenderse sola por el roce y el calor.
  • Y lavarse bien las manos con abundante agua y jabón luego de manipular pirotecnia, ya que esta contiene plomo, azufre o pólvora y en caso de ingerirlos puede producir una intoxicación.
  • Por último, nunca encender fuegos artificiales en recipientes metálicos ni de vidrio.

Evenseg les desea una Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo 2016.


¿Preguntas? Contáctanos