Una Vida Más Sana con Evenseg

Compartir


Vida Saludable

“El lunes empiezo” es una frase que hemos dicho o escuchado a menudo. Lo cierto es que estamos conscientes de la importancia de hacer ejercicio y llevar una vida más sana pero no terminamos de incorporarlo como una actitud o rutina diaria de vida. Sabemos que podemos enfermarnos, estamos claros que la vida es finita, sin embargo, no tomamos las medidas necesarias para corregirnos.

En los tiempos de nuestros padres, no era común estar pendiente o tan pendiente de la salud y la estética como hoy día. Si nos trasladamos a aquellos tiempos, ellos, en algunos casos, se veían mucho más avejentados que nosotros a la misma edad. La barriga, el rollito y la calva, podríamos decir que eran características notables de nuestros antepasados en esos tiempos.

En este siglo XXI lo común es ver gente trotando, haciendo TRX, Pilates, maratones, yoga y llevando a cabo estrictas dietas, así como consumiendo productos bajos en azúcares y altos en fibra y proteínas. Al parecer, hay una consciencia de la importancia del ejercicio y la buena alimentación como elementos claves para una vida más sana.

En Evenseg estamos convencidos que llevar una vida metódica es sinónimo de vida sana. El ejercicio y la buena alimentación te permiten estar más despierto y en consecuencia más alerta para afrontar situaciones que comprometan tu seguridad. Por ello, tuvimos la oportunidad de compartir con el Dr. Carlos Lanz, médico estético y nutricionista, creador de “la Original Dieta de Los Puntos”, quien nos inspiró y avaló estos sencillos consejos que distan de esas famosas y sacrificadas dietas, pues a lo que apuestan es a que todo aquel que tenga la buena disposición y disciplina para aplicarla, podrá sin duda alguna, prevenir riesgos de enfermedad y llevar una vida más sana.

  • Cinco (5) comidas sanas al día, respetando sus horarios. 1) Un nutritivo desayuno, 2) Una merienda a media mañana a base de frutas o yogurt, 3) Almuerzo, 4) Una merienda a media tarde a base de frutas o yogurt y 5) Cena. Comida sana, cuerpo sano.
  • Elimina todo lo que sea postre, pues el sistema digestivo tendrá menos posibilidades de hacer una digestión completa.
  • No comas tanto pan y mantequilla. Consúmelos con prudencia, pues reducir su ingesta puede transformar tu vida.
  • Consume frutos secos (a cualquier hora o momento). Son alimentos muy nutritivos que contienen grasas saludables, muchos de ellos con ácidos grasos omega-3 en su composición.
  • Las Legumbres y las frutas contienen todas las vitaminas que necesitas.
  • Procura dormir siesta al medio día, aunque sea veinte (20) minutos.
  • El ejercicio es mejor a primera hora de la mañana, pues se liberan endorfinas capaces de inhibir las fibras nerviosas que transmiten el dolor, además de actuar a nivel cerebral disminuyendo la ansiedad y proporcionando una sensación de bienestar. Todo esto permite que tengas un día más activo. El simple hecho de usar las escaleras en lugar del ascensor, es ejercicio. Igualmente caminar o hacer Pilates. Es importante que te guste y lo disfrutes.
  • Sí “el sueño” es el principal alimento, trata de dormir ocho (8) horas diarias y desconéctate. Anota las cosas que tienes pendientes. Si todo esta planificado y escrito no hay necesidad de angustias. Aparta el celular, la tableta o cualquier elemento electrónico o distractor, es hora de dormir!

¿Preguntas? Contáctanos